lunes, 22 de junio de 2015

Manual de Raspberry Pi. Instalar un botón de reset en nuestra placa.

Hola muy buenas,

En esta entrada de hoy quiero hablar de un tema que igual ya he comentado algunas otras veces, y es de la ausencia de un botón de reset en nuestra Raspberry.

Y es que, a pesar de las últimas revisiones, sigue sin estar disponible un botón que permita el no tener que desenganchar y enganchar de nuevo el cable de alimentación mini-USB para volver a encenderla o resetearla, lo que conlleva en una disminución de la comodidad de uso y de la vida útil tanto del propio cable de alimentación, como del adaptador mini-USB de la propia placa.

Ojeando por internet encontré la posibilidad de introducir un pulsador de reset por nuestra cuenta y me he decidido a probarlo, y quiero mostraros como con este sencillo tutorial.
Este tutorial por ello va a ser muy simple, consistirá simplemente en soldar las dos patillas de un interruptor a la placa, que dispone ya de unos orificios para introducir el encapsulado. En mi caso he escogido un interruptor suelto de un proyecto antiguo, pero que no ha supuesto ningún problema.

Este ha sido el interruptor utilizado. Corté dos de las patillas para mayor comodidad.
Por detrás el detalle de la soldadura. Muy sencilla y sin complicaciones
Tras el soldado, sólo queda probar el funcionamiento. En nuestro caso, el resultado ha sido todo un éxito, consiguiendo iniciar y reiniciar el sistema operativo por medio de este interruptor. Esto nos permite no tener que tirar del cable de alimentación, evitando su rotura.

Nosotros hemos realizado esta práctica en el modelo anterior de la Raspberry Pi b, el "uno" vamos a llamarlo. También nos hemos informado acerca de si es posible realizar esta misma práctica con el modelo 2, con resultado afirmativo. Al cambiar la distribución de los elementos cambia un poco, en vez de encontrarse en la marca "P4" como en el modelo anterior, en este caso se encontrará en la marca denominada "RUN"


Vemos que la ubicación es diferente según la placa que utilicemos, si es la B o la 2 B.

¡¡Y hasta aquí llegamos por hoy!! Como veis, la práctica en sí no tiene nada, pero seguro os dais cuenta de que se trata de un apaño muy útil. Os dejo el reto de que lo probéis, si alguno lo hacéis con el modelo 2B no olvidéis comentárnoslo.

¡¡Un saludo y buena suerte!!